viernes, 21 de septiembre de 2012

21 DE SEPTIEMBRE: DÍA DEL AMOR, ESTUDIANTE, PRIMAVERA Y AMISTAD


21 DE SEPTIEMBRE: DÍA DEL AMOR, ESTUDIANTE, PRIMAVERA Y AMISTAD

Autor: Raul Catari Yujra*

Para unos el 21 de septiembre es el Día de La Primavera, Día del Amor y de la Amistad, y para otros, el Día del Estudiante. Esto implica, la atribución de distintos matices a esta fecha, según a la situación y estado emotivo en la que uno se encuentre. No obstante, una gran parte de la población joven alteña en cuerpo o en espíritu, disfrutará al máximo este fugaz momento pero inmemorable.
Pero, ¿Desde cuándo y por qué se celebra el día del estudiante? Desempolvando un poco la memoria, se dice que durante el gobierno transitorio del General Carlos Quintanilla y bajo decreto ley de 25 de octubre de 1939 se declara el 21 de septiembre “Día del Estudiante”, en homenaje a los niños, adolescentes y jóvenes estudiosos de las escuelas, colegios, universidades y cuarteles. Esta fecha además coincide con la llegada de la estación de la primavera esperada por muchos (incluso por los animales porque brotan las flores y los pastos verdes).
Así, en este día algunos intercambiarán regalos de todo tipo: flores, dulces, prendas de vestir o joyas, dependiendo al gusto y recursos, el grado de amistad o intimidad.  Por ejemplo aquellos que fueron hechizados rápidamente por la belleza del sexo opuesto expresarán sus sentimientos de diferentes maneras. Algunos van en busca de ciertos regalos (osos, tarjetas, chocolates…) comercializados estratégicamente por las empresas.
El 21 de septiembre también es interpretada como el día de la Primavera debido al cambio de estación que implica dejar de lado el invierno que es más frígido, y recibir a la primavera donde el clima se torna más cálida y beneplácito. Cuando se la entiende como día del amor, los enamorados buscan la manera de brindarle la mejor muestra de aprecio a sus pretendientes, novias o esposas. Los varones que mantienen latentes sus dotes de seductor natural o científico, por ejemplo invitan a ellas a cenar, bailar, jugar, ver una película, mirar las estrellas, prometer situaciones placenteras, pasear por los prados o efectuar algún viaje a Mallasa, Coroico, Achocalla, Parque Pura Pura, Parque Laicacota, u otro lugar para vivir momentos dulces y eternos.
Y para cristalizar este homenaje, los profesores y directores preparan diversas actividades traducidas en farándulas, elecciones de mises, ñustas y mysters, bailes, y concursos de disfraces, premiaciones a los esforzados estudiantes, recitaciones o agasajos con convites de chocolate, galletas, tortas, dulces, globos, payasos, entre otros. En síntesis, es un día de feriado, compartimiento, interacción y jolgorio en gran parte de Bolivia. Un lindo día para olvidar los problemas, perdonar las viejas rencillas, socializar los sueños, deshojar margaritas y desempolvar recuerdos de la infancia y adolescencia. Un día para admirar la belleza del corazón y de la naturaleza. La manera cómo se la interprete y practique es depende a la situación y estado emotivo en la que uno se encuentre. La ciudad de El Alto, será otro de los espacios donde las muestras de amor, intimidad, alianza y esperanza se expresen en todo su esplendor, y con más razón cuando el 70%  de sus pobladores son jóvenes. Feliz día del amor, amistad, primavera y estudiante. Feliz 21 de septiembre a todos. Disfrútenlo.
________________
*Periodista independiente

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy lindo me encanto esta lectura
FELICIDADES

Anónimo dijo...

me sirvio mucho para realizar una nota gracias

Publicar un comentario en la entrada