martes, 6 de marzo de 2012

19 DE MARZO: DÍA DEL PADRE

El 19 de marzo celebramos el DÍA DEL PADRE. Se instituyo bajo la presidencia del General Hugo Suárez, se fijó esta fecha: por dos razones fundamentales:

Una: Porque todos los pueblos civilizados, rinden cálido homenaje a uno de los pilares más firmes sobre los que asienta la sociedad y el principal sostén de la familia; para lo cual tienen un día fijado en sus respectivos calendarios, así como para nosotros, es el 19 de marzo.

Otra razón: Se ha querido, significar esta fecha, como país irrenunciablemente católico, asociándolo con la fecha en que se recuerda el día de San José, padre de la cristiandad alineada a la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

No es exagerar las virtudes del padre, magnificando la labor fecunda que cumple; tanto como sostén de la familia y como guía y respeto para el hogar. El padre, es quien en forma dura y cotidiana, trabaja para subvenir la mayor parte del presupuesto familiar, El es quien da normas de trabajo, de respeto y moralidad en el hogar.


Es el centinela de la familia: Nos proporciona en forma solícita la alimentación; cuida infatigablemente de nuestra salud; se esmera por nuestra educación, y finalmente es el artífice de nuestra reputación moral. Es la brújula que siempre nos señala el norte a seguir. Sin él, el hogar navegaría a la deriva, como un barco echado a la mar embravecida o cualquier otra nave sin radar y castigada por el tifón y la tormenta.

Los hijos debemos ser los primeros en evitar que la familia se disgregue; debemos coadyuvar a la noble y cariñosa tarea de la madre, de atraer al papá y no mirarlo como una simple máquina de trabajo que, aceleradamente debe rendir para sostenernos o como una impresora de dinero, para satisfacer nuestras necesidades y deseos; para que así, a nuestros hogares, nunca se asome, ese fantasma que, como flagelo social, cada día azota más a nuestra sociedad y se lo conoce con el nombre de divorcio, que es quien deja hogares sin padre madres sin esposo; niños sin pan y sin techo, etc. Ante este retroceso de la civilización, nuestra Iglesia, con su sabiduría sempiterna, ha dicho su última palabra:

“Lo que Dios unió, el hombre no puede separar”.

Ojala, que este día dedicado al padre boliviano, no sea solamente para felicitarlo, que sea, también, para reflexionar y crear conciencia, preparándole días mejores para su ancianidad, Que nuestro comportamiento de hijo sea correcto y sirva para unir y jamás para disgregar a la familia.

Abracemos con cariño y respeto al padre, los que tengan la suerte de conservarlo vivo todavía; pues él es nuestro mejor amigo y no encontraremos otro igual en la vida. Y los que tuvieron la fatalidad de perderlo muy temprano, lleven a su tumba las flores del recuerdo rociadas de sinceras lágrimas, como él muchas veces lloró angustiado por el presente y el futuro de ustedes.

Fuente: http://www.redescuela.org/index.php/WikiEscuela/D%edaDelPadre

1 comentarios:

Anónimo dijo...

shit

Publicar un comentario en la entrada