sábado, 30 de octubre de 2010

PALOS BLANCOS: UN PARAISO MÁS EN BOLIVIA



Por: Raul Catari Yujra


 Una manada de monos colgaban en los cables, mientras pisamos tierra de Palos Blancos en un atardecer sofocante del viernes 19 de octubre de 2010. Sentimos un clima muy caluroso que parecía horno verde. Viajamos desde La Paz a este sitio por más de 9 horas, por medio de toboganes, arboles y frutas… El camino parecía infinito, así que aproveché en contemplar la belleza de estos jardines de Bolivia. Palos Blancos es un paraíso situado en el corazón de sud yungas de Alto Beni. Lo impactante de este lugar son sus tigresillos, monos, arboles, ríos, praderas, quebradas y el sonido dulce de los pajarrillos que le dan color, sabor y olor. Su gente es muy sociable, alegre y amante de su tierra. 
Es una población que va creciendo de a poco, y donde el negocio para los mercaderes da excelentes resultados. La pobreza, no es tan visible como en otros lugares del oriente. Todos poseen sus motocicletas, bien para uso público o personal. En la feria que se efectúa los sábados, por el calor, uno puede tomar desde una limonada hasta una gaseosa al hielo, por más de siete veces al día. Y admirar de cerca la delicia de cocos, mangos, mandarinas y cerezas que parecen caer de los arboles.

El chofer del trufi que nos trajo de regreso, nos preguntó  “¿En cuántas horas quieren llegar, en 4 o 5? y le respondimos dudando “en 5 va estar bien”, así fue. Corrió como nunca. Los viajeros parecen ahora dormir tranquilos, pues el “camino de la muerte” no es más verdugo de nadie, pues la ruta es otro, más ancho y entretenido.  Palos Blancos es otro paraiso más en Bolivia.
Hasta la próxima…

Email: raulcatary@gmail.com
    



miércoles, 20 de octubre de 2010

LOS COMERCIANTES AMBULANTES DE BOLIVIA

Por: Raul Catari Yujra*

SUS PIERNAS PARECEN DE HIERRO y sus pulmones de acero. El rostro que tienen es capaz de oponer resistencia a cualquier época del año. Son muy buenos para hacer guerra publicitaria. Son los más vistos y escuchados por muchos, pero también son muy queridos y odiados por algunos. No tienen horario ni a quien agachar la cabeza. Sin duda, es el mundo colorido de los comerciantes ambulantes que viajan, lloran y se angustian de la vida.

¿CÓMO SEDUCEN Y SOBREVIVEN LOS COMERCIANTES AMBULANTES DE LA FERIA 16 DE JULIO?

En la feria a campo abierto de la zona 16 de Julio de El Alto (sector norte), este tipo de comerciantes son los que más deambulan y se adueñan de sus calles para lograr buenos ingresos, aunque ciertas veces tienen que conformarse con ganancias insuficientes. La vida de un comerciante tiene dos colores; por un lado, se gana bien y cualquiera que se consagre a este oficio saldrá de su casa cuando guste y plazca trabajar, por otro lado, la ganancia depende mucho de lo que traen los mayoristas de la Huyustus, Ceja o Desaguadero, y del buen olfato que tengan para ver qué es lo que se ha de vender bien. Buena suerte, mala suerte, por lo general regular.

¿Capricho o necesidad? ¿Por qué irrumpen a las calles? ¿Vivirán como en un calvario?

Es domingo y los rayos de la aurora emergen para brillar con todo su esplendor. Y es cuando Ernesto más conocido como “El Sibarita” grita de forma entusiasta a través de su altoparlante: “mira señora caballero, estoy liquidando escobas para volar, digo para barrer, para barrer el cuarto, el dormitorio, la cocina (…)”. Así como Ernesto, algunos trabajan de forma diaria y otros sólo fines de semana, según el tiempo y la necesidad económica que puedan tener. Se trata de gente que vive al día. Pero también irrumpen a las calles para conseguir unos milagrosos pesos, porque las máquinas le robaron su empleo. A veces tienen que trabajar mucho para ganar poco. La crisis económica familiar hace más difícil el acceso a un puesto de trabajo estable, porque entre los requisitos indispensables es tener una profesión. No hace mucho tiempo atrás se decía que en El Alto de un total de 649.958 habitantes; 434.821 (70%) eran pobres (INE 2002). Estos indicadores de pobreza muestrean las razones por las que muchas personas emprendieron sumergirse en esa actividad laboral. Más allá de que en la actualidad hayan disminuido esos indicadores, muchos prefieren dedicarse a este oficio porque es placentero, liviano y un talento en el arte de seducir compradores. “… aunque es un trabajo muy sacrificado y cansador es mi única salida para ayudar a mi familia, en otros lados, los salarios son muy bajos, por eso me dedico a este oficio para no depender de nadie”, relataba Rosa M.G. acerca de ese oficio que efectúa los jueves y domingos en la ¡Oh! feria de la 16 de Julio. A diario se puede avizorar en esta joven ciudad, mujeres inactivas. Una de ellas es Marcela Q. (24 años de edad) de rostro dorado y mirada tierna. Ella no se dedica al comercio informal por capricho sino por imperiosa necesidad: “trabajo desde el 2000, vendiendo estos sombreros, pero a veces vendo otra cosa dependiendo de la mercadería. Generalmente me vendo bien, a veces gano 40 a 50 bolivianos al día” decía sosegadamente mientras bebía un fresco de cebada. Otro caso es la de Juan Torrez, quien afirmó que casi siempre es víctima de una cadena de agresiones verbales y físicas, por los vendedores de puesto fijo y agentes de seguridad privada. “oye levántese por favor de ese lugar, metes bulla, me perjudicas”, recuerda incomodadamente uno de los tratos que recibe en la majestuosa feria 16 de Julio, lugar donde se puede encontrar desde una aguja hasta un automóvil moderno y fantástico.

Todo por sobrevivir

En esta feria a campo abierto y la más grande de Bolivia y por qué no decir en Latinoamérica, que se desarrolla todos los jueves y domingos se puede contemplar a niños, mujeres, jóvenes y ancianos dedicados en este negocio. En algunos casos, mediante la observación se puede comprobar a muchas señoritas con su bebe en los brazos, vender perfumes, folletos y prendas de vestir sin importar el “que dirán” de sus amigos, familiares y de la muchedumbre. Por lo común, se pueden identificar tres tipos de comerciantes ambulantes: 1) los que tienen un carrito y una alta voz, 2) los que llevan y exponen sus productos utilizando los hombros y manos, y 3) los que sólo tienen una cajita de cartón. Cualquiera de estos comerciantes, en general, venden según la época del año, capital y posibilidades fisiológicas. Venden desde ganchos hasta chocolate en polvo. Ellos, desde su corta o larga experiencia, ya saben qué es lo que puede salir y qué no. Evidentemente es un mundo donde se interrelacionan asperezas y alegrías, retos y desconsuelos, sueños y esperanzas. Las caracterizaciones de estos personajes sociales son vastas e innegables.

Pero eso no es todo. Podríamos decir que el éxito peculiar de éstos radica en hablar fuerte, ubicarse en sitios estratégicos de mercadeo y en tono apasionado cualquiera sea el medio y tiempo, perpretando guerra publicitaria contra sus competidores, todo a fin de sobrevivir en las leyes del mercado. Lo pernicioso de esta actividad es tener que soportar el clima seco y frió que caracteriza a El Alto, en particular a la zona 16 de Julio, donde vientos constantes castigan a su gente e incluso un pequeño viento inofensivo puede convertirse en un remolino gigantesco que puede hacer volar las calaminas. El frió en la madrugada o al anochecer es capaz de “congelar hasta las piedras”, pero de día el astro rey es candente que puede carbonizar hasta la niña de nuestros ojos. Empero, también es favorable para que los comerciantes ambulantes empleen toda su artillería discursiva a fin de seducir, embrujar y enardecer a sus compradores que a empujones y gritos desesperados compran sus mercaderías, más aún cuando éstos relucen lo “bueno, bonito y barato”.

La Ceja de El Alto también es ocupada por los mismos ambulantes de la 16 de Julio. Más detalles sobre los comerciantes ambulantes de la feria 16 de julio de El Alto-Bolivia conocerás muy pronto. Ampliaremos incorporando en el análisis a los comerciantes de Tarija, Santa Cruz, Potosi, La Paz, Cochabamaba, Beni y otros.

Periodista digital / raulcatary@gmail.com/

martes, 12 de octubre de 2010

TITULADOS EN COMUNICACIÓN SOCIAL - UPEA

A visperas del décimo aniversario de la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la UPEA, queremos un poco desempolvar de los archivos de nuestra memoria web un poco de su historia, invisible para algunos, y aún palpitante para otros.

Autores: Javier Cortez A. y Raúl Catari Y.*  (Archivo, Comunicador Alteño)

“La grandeza de las personas no se mide por la estatura física, sino por su obra, por su compromiso de gastar la vida en bien de los demás, como pensaba, decía y, en consecuencia, obraba el periodista y sacerdote jesuita, Luis Espinal Camps”. 1

UNA LECCIÓN DE VALENTÍA Y CORAJE

El pasado 21 de diciembre de 2009, fue un día pletórico de emociones en nuestra Colación de Grado de la Universidad Pública de El Alto. Fueron 56 los titulados……quienes cruzaron la “delgada línea roja “que separa la condición de estudiante de educación superior a la de flamante profesional.
Cabe mencionar de manera muy especial a los primeros titulados en CIENCIAS DE LA COMUNICACIÓN SOCIAL, JAVIER CORTEZ y RAUL CATARI.
Los mencionados fueron fundadores de esta casa superior de estudios, quienes empezaron su formación académica en un periodo caracterizado por la crisis institucional y por consiguiente un natural sentimiento de incertidumbre. La lucha denodada por obtener el ideal, puede resumirse como de BRILLANTE, al contribuir estos estudiantes a conseguir la AUTONOMIA, mediante la Ley 2556 el 12 de noviembre de 2003 en el Gobierno de transición de Carlos Mesa.
La UPEA fue la institución que “prendió la mecha” en 2002, primero con su objetivo primordial de conseguir su AUTONOMIA y posteriormente…….ya con la insurrección general y de los movimientos sociales……..haciendo suyas las demandas de interés nacional……entre las más importantes, la nacionalización de las empresas capitalizadas, durante el periodo neoliberal.
Efectivamente fue constante y de modo perseverante el “desgaste” y la presión que provocó la UPEA, al gobierno de entonces……la segunda administración de Gonzalo Sánchez de Lozada…..todo ello traducido en un centenar de marchas, bloqueos y otras medidas de presión………todo ello ampliamente justificado con cientos de miles de estudiantes imbuidos de una determinación férrea y un espíritu indomable.
Una vez superado este periodo…….con el triunfo de la AUTONOMIA, la lucha se centró entre abril y junio de 2009 en el ingreso de la institución al sistema nacional de universidades públicas (CEUB)…pese a la resistencia inicial de este organismo…por no aceptar las características y cualidades propias de la institución…finalmente la UPEA fue aceptada en el conclave realizado en las instalaciones de la Universidad Técnica de Oruro durante la celebración del XI congreso.
El tercer esfuerzo realizado por estos valientes fue el de ayudar en la parte administrativa, en su carrera (Comunicación Social), con el “saneamiento” y la regularización del PLAN DE ESTUDIOS.
El esfuerzo y sacrificio desplegado por ellos fue por triple partida, a saber: el político institucional, el académico y el administrativo…aspecto loable y para recalcar permanentemente, y de manera muy especial.
Estos estudiantes que venciendo innumerables obstáculos y demostrando mucha convicción, determinación, decisión y fe…son los primeros en dejar un PRODUCTO ACADEMICO Y CIENTIFICO a la universidad, el cual es la TESIS DE GRADO.
Son el modelo de inspiración en el cual deben reflejarse los miles de estudiantes de la UPEA.
Lo más reconfortante es que estos flamantes profesionales son el fruto vivificante y vigoroso…que representan análogamente a la cosecha…fecunda y prodiga. Las incontables peripecias que pasaron JAVIER CORTEZ Y RAUL CATARI quedó ampliamente recompensada…con el premio de una magnifica y emotiva ceremonia de titulación.
Todos los aditamentos e ingredientes que hacen a un acto sensible y con sentimiento…pues sin duda estuvieron presentes aquel medio día del 21 de diciembre…hubo lagrimas de emoción…discursos encendidos de agradecimiento para con las personas y en general para la institución que formó y cobijó a estos estudiantes.
Ahora ellos tienen la misión de demostrar ante la sociedad…..la valía de haber sido miembros de la UPEA…esa actitud denodada y sin claudicaciones…el de cambiar la IMAGEN DE LA UPEA…tan venida a menos…desconociendo ésta los verdaderos fundamentos que motivaron aquello, animada por nobles propósitos.
Estos nuevos profesionales testigos del sufrimiento del pueblo y que son parte de ella…con seguridad que ayudarán a emerger a El Alto y a engrandecer a nuestra querida patria.
De ahora en adelante el futuro para estos gallardos jóvenes es ampliamente promisorio y alentador…sin duda, que en esta nueva etapa de sus vidas continuarán con el mismo brío que los caracterizó…planteándose nuevos retos y desafíos. La innegable vocación de servicio a su carrera y por consiguiente a sus compañeros quedó de manifiesto…la perseverancia fue el común denominador….hasta alcanzar finalmente sus objetivos.
Es justo reconocer que la UPEA necesita de esta clase de elementos que son propiamente…HARINA DE OTRO COSTAL…para contagiar con ese ímpetu, no sólo en la parte académica…sino el de forjarse líderes…con esa fortaleza de espíritu y esa convicción tan propia de ellos…líderes de esta estirpe… que conduzcan al país por senderos de superación y desarrollo.
Es gratificante y enormemente alentador el de referirse a ejemplos de la calidad humana….del rendimiento académico notable y del carisma que siempre irradiaron JAVIER CORTEZ Y RAUL CATARI….”quijotes “emprendedores de Comunicación Social…..que sin duda continuaran por “huella” y seguirán dando mucho que hablar.
Luchadores de la calle y estudiantes aventajados…..así está demostrado en el record e historial académico de ambos. Prueba notable y trascendente de la dimensión de su lucha y del porvenir que espera a estos dos valientes. Estos jóvenes que son baluartes, artífices y promotores……activistas por el derecho y la verdad y que su lucha política-institucional……académica y administrativa… no será en vano. Fieles a sus convicciones supieron granjearse la simpatía y el respeto de sus condiscípulos, de los profesores de su carrera…y también de las otras carreras… y naturalmente de los administrativos y las autoridades de la universidad.
La fidelidad de esta crónica refleja con absoluta exactitud la trayectoria estudiantil de JAVIER Y RAUL…matizada su palmarés con la organización de múltiples actividades, participando como expositores, realizando todo tipo de eventos, ejerciendo cargos académico-político, becas de trabajo y de comedor, miembros de tribunales de Concursos de Meritos y Exámenes de Competencia para docentes, miembros de Comité electoral para elección de autoridades de la carrera e inclusive de la propia universidad, miembros elegidos de su carrera para el Primer y Segundo Congreso Ordinario de la UPEA, los años 2004 y 2008 respectivamente; ejercieron pasantías y auxiliaturas de docencia……en fin participaron prácticamente en todas las instancias de la universidad y en otras en los que se vieron involucrados en su tiempo como estudiantes…por lo que se demuestra que no fue ninguna casualidad la estirpe ganadora de estos dos jóvenes notables.
Salieron indemnes de todas las pruebas y dificultades planteadas por su destino, el cual supieron sortear con acierto…representaron la conjunción y la armonía perfecta, la sincronización y el equilibrio entre la teoría y la práctica consecuente, lo cual como lógico resultado redundó en un alto rendimiento académico…fruto de la vida ordenada que llevaron. Pero también de la dinámica y la inquietud que le dieron.
Por haber tenido una activa participación en la fundación, conquista y consolidación de la UPEA y el de haber contribuido con eficacia al fortalecimiento de la misma.
Nuestro país necesita esta clase de ciudadanos y profesionales…responsables y comprometidos…..hombres de lucha tenaz y consecuente, que con su personalidad supieron demostrar ante la adversidad, mucho CORAJE Y VALENTIA.

Nuestras tesis de Grado de Grado abordaron coyunturas críticas que vivió el país. Fueron investigaciones paralelas sobre el discurso de la prensa boliviana sobre dos ejes temáticos: las autonomías departamentales y la constituyente.
El Titulo de la Tesis de Javier Cortez Alanoca fue:
El discurso político-ideológico de los editoriales de los periódicos El Deber, EL Mundo y el Nuevo Día de Santa Cruz, sobre las autonomías (2004 -2008).

CRONOLOGÍA BREVE DE RAUL
Hace un buen tiempo ignoré el estudio. Desde muy niño trabajé y viví en las calles de casi toda Bolivia, lustrando, lavando y vendiendo. Tuve que dedicarme al comercio en las calles, para terminar mis estudios superiores. Combiné como muchos el trabajo y estudio. Por eso, quedar ausente de aquella gran fiesta académica del 21 de diciembre del 2009, hubiese sido subestimar todo ese esfuerzo. El título, que es como un trofeo dorado, me lo gané con lágrimas, sudor, sangre, mucho desgaste físico, inversión económica y valioso tiempo. Eso, si, el leer fue un manantial de diversión. Y para que la memoria no lo olvide, en los albores de nuestra vida universitaria pasamos clases, en piedras, ladrillos y palos. Muchas veces en el patio y sin ningún medio didáctico que pueda reforzar la enseñanza. Y no olvidaré nunca cuando la UPEA me recibió con los brazos abiertos en una tarde ardiente de agosto del 2001.

En el proceso de la fundación, conquista y consolidación de nuestra autonomía universitaria fuimos prominentes activistas de la carrera y de la universidad. ¿Cómo? Con resguardos, marchas, caminatas, piquetes, siendo resistentes a la represión de la derecha cavernaria liderada por Banzer y “Goni”. Empero, más allá de que en nuestro camino a la titulación hayamos vivido días de calvario y noches de insomnio, lo importante es haber aprendido mucho sobre la vida social, y alcanzado el titulo profesional. El trabajar y estudiar a la vez, como lo hacemos muchos, implica un doble sacrificio y costo enorme.



Minutos antes de la colación sentí en lo más profundo de mí ser una satisfacción indescriptible, esa de haber derrotado a la adversidad, la injusticia. Paradójicamente las palabras escaseaban para describir ese sentimiento, sólo las lágrimas podrían expresar la enorme felicidad. Comencé a creer que todo esfuerzo tiene su recompensa, que no siempre lo adverso puede vencer. Pero por otro lado, comprendí que habíamos abierto una senda, un camino para que muchos de nuestros compañeros emprendan esta misma hazaña. Eso sí, el título nos es para ampliarlo y adornarlo en el cuarto y ver atónito cuan lindo está. No es para archivarlo en plaqueta de oro sin utilizarla. Nosotros amamos a esta combativa universidad. Nunca perdimos la fe, por eso es que llegamos a ese histórico acto de colación. El secreto fue la fusión de la humildad, coraje, valor, decisión, amor propio, lucha constante y perseverancia. Para aquellos que creyeron que aquí no se iba a hacer ciencia, para aquellos que miraban con ojos negativos a nuestra UPEA, para aquellos que aborrecían, discriminaban y querían cerrarla, estamos aquí para demostrarles con hechos que tenemos capacidad, conocimiento, habilidad y talento como cualquier hombre en la tierra. De aquí a años la UPEA seguirá rindiendo más frutos para su pueblo.

Algo que no puedo dejar de señalar es el profundo agradecimiento al Creador que fue mi único consuelo en momentos de soledad y de desilusión, a mis amigos porque con ellos compartí tristezas y alegrías, a las autoridades y docentes de esta valerosa universidad. Los docentes son testigos de nuestros errores y fortalezas en las aulas. La sabiduría compartida se lo debe llevar como collar dorado por los itinerarios de la vida académica. A mi familia por el apoyo eterno, ellos fueron mi mayor inspiración.



El ser la primera promoción de Comunicación Social 2 implica una doble responsabilidad; levantar en alto a esta noble profesión y a la carrera que nos vio entrar, salir, e incluso envejecer. No obstante, el escarbar conocimiento no concluye aquí. A partir de ahora es un volver a empezar, seguir nuevos derroteros, y con la espada de la palabra aportar con nuestro humilde aporte a Bolivia.

La Tesis de Grado, en concreto, giró en torno a un problema a descubrir de ¿cuál fue el discurso editorial de los periódicos La Prensa, Los Tiempos y El Deber sobre la Asamblea Constituyente, desde el 6 de marzo hasta el 30 de diciembre del 2006? Este trabajo investigativo se escribió con la vista puesta en los actuales y futuros trabajadores de la información, en los estudiosos de la comunicación, comunicadores populares, en mis queridos hermanos campesinos de la Provincia Camacho, y en aquellos que siempre curiosean por saber más. Y sobre todo enriquecer de manera crítica su conocimiento sobre el discurso de la prensa boliviana en coyunturas de crisis. Sin duda, es un pedazo de ciencia. (Lo pueden encontrar en las Bibliotecas: Central, y de Comunicación Social de la UPEA).

¿A qué conclusión se llegó?
De que por un lado, el periódico La Prensa mediante sus 24 editoriales esgrimió un lenguaje más parco o mesurado que El Deber y Los Tiempos. Pero, en el fondo, manifestó similar discurso que ambos diarios, ya que, defendió la legalidad y preocupación sobre el desarrollo de la constituyente, y además contrarrestó discursivamente los intereses de los asambleístas del MAS y la “injerencia” del Gobierno en este acontecimiento. El diario cruceño El Deber en sus 17 producciones discursivas fue más “tajante” o radical en contra de las propuestas políticas de los asambleístas masistas y el Gobierno Nacional y exteriorizó matices de discriminación racial en menoscabo de los indígenas campesinos del país. Los Tiempos de Cochabamba, en sus 30 construcciones discursivas, utilizó un lenguaje en término medio. Se alineó con el discurso de los actores opositores en torno al conclave desarrollado en el Gran Teatro Mariscal de Sucre.

Estas empresas vinculadas con la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) en el fondo poseen un denominador común que los articula: el tipo de propiedad privada empresarial ligada a intereses de poder económico en el país. De lo dicho se deduce también que sus tejidos discursivos editoriales reprodujeron la ideología conservadora pero con la defensa de las autonomías departamentales enarboladas y propagadas por los sectores de la denominada “media luna”. También podemos decir que estos editoriales, en tiempos de crisis y de paz, pusieron de manifiesto, una clara deslegitimación discursiva al proyecto Constituyente del MAS. En términos de Althusser por lo general se puede decir además que los tres grandes medios privados son “aparatos ideológicos” de grandes grupos empresariales que rechazan el tipo de Estado que pretende instaurar el actual régimen de corte indigenista encabezado por Evo Morales Aima.

En la existencia de dos bloques de poder político que se pudo avizorar en esa coyuntura, los 71 editoriales como escenarios ideológicos fueron instrumentos de poder en servicio del otro grupo de poder económico representados por los comités cívicos prefecturales que tuvieron otra visión de país. Estos tejidos editoriales, que no fueron “imparciales”, “neutros”, “objetivos”, “servidores de la verdad”, “independientes” ni “plurales”, en torno a la realidad del conclave en Sucre, en el fondo, se adueñaron de las ideas de los sectores de la oposición y defendieron la aún democracia liberal imperante para mitigar los intereses del bloque oficialista, entre ellos, sus 137 asambleístas.

Los editoriales de los tres engranajes mediáticos que aunque en algunos casos trataron de presentar reticencias o insinuaciones de que están a favor de las mayorías indígenas y originarios de nuestro país, convergieron o se dirigieron favorablemente hacia los sectores oligárquicos, que desde los anales de la historia republicana siempre han oprimido y explotado a esas mayorías nacionales. Si bien los tres periódicos en sus discursos editoriales mostraron su expectativa y preocupación sobre el proceso constituyente, no la hicieron de forma vehemente, apasionado o entusiasta. Hasta antes de los comicios electorales del dos de julio habían expresado una cierta tranquilidad y moderación en su cobertura, pero después de la instalación y la ulterior crisis en ésta, se desnudaron sus intereses de clase emitiendo palabras ofensivas y dando señales de desacuerdo con el proyecto constituyente del partido en función de gobierno. Por lo general, la crítica a los sectores opositores en la Asamblea apareció escasamente y de manera dócil, y al no revelar las “cosas negativas” de “Nosotros” por ser un juego discursivo, se hizo creer que aquellos son los nobles protagonistas.

Por tanto, podemos concluir que las editoriales de las tres empresas periodísticas del Grupo Líder, dadas sus condiciones de espacios discursivos políticos e ideológicos se constituyeron, en el fondo, en los principales ámbitos de (re) producción de la ideología conservadora de nuestro país, pero con la demanda de las autonomías departamentales. A esto se debe agregar que sus discursos editoriales, desplegaron por todos los medios el rechazo a las acciones o posiciones del partido en función de gobierno el Movimiento al Socialismo y la defensa con diferentes matices discursivos a los representantes de los sectores opositores en la Asamblea Constituyente. Sin embargo, ante este control de los discursos públicos ––que constituyen una forma eficaz de dominación y donde halla su espacio la ideología, el cual como se dijo, también define al tipo de periodismo y responde a cierta clase social, ––qué formas de oponerles resistencia podrán existir.

¡POR BOLIVIA, EL ALTO Y LA UPEA! ¡SALUD, FLAMANTES PROFESIONALES!
¡QUE SUPIERON FORMARSE Y TRIUNFAR EN BUENA LID!
¡EN HORABUENA Y PARABIENES !
¡LA HISTORIA JUZGARÁ !

Notas:

1 Villavicencio, Jaldín Said. “A veces, callar es peor que mentir”. Boletín DESC. Articulo periodístico. La Paz. 22 de marzo de 2009.

2 La Carrera nació el 1 de mayo del 2000, con cerca de 300 estudiantes. Pero al igual que varias carreras fue cerrada, por injustificadas razones. Luego, sólo existió como mención, en Ciencias del Desarrollo. Se esperó casi dos años (2002), para que nuevamente funcione como carrera. Este año saldrán los siguientes gladiadores.

E-mail: 
javi_cortez@hotmail.com
raulcatary@gmail.com