miércoles, 24 de diciembre de 2008

¿CÓMO DEMOCRATIZAMOS LA PALABRA?

POR: RAUL CATARI YUJRA (primera parte) El instrumento más eficaz para comunicarnos entre seres humanos es el poder de la palabra. Así es, la palabra es poder y el poder es la palabra. Empero, algunos casi siempre lo utilizaron para mercantilizarlo o sacar tajada de ella, y otros, lo manejaron y aprovecharon para conquistar, organizar, conspirar en contra del sistema dominante. Personajes brillantes como Aristoteles, Marx, Lenin, Mao Se Tung, Stalin, Galeano, Mattelart, Rut Wodak fueron algunos que esgrimieron el discurso politico principalmente para enarbolar y acometer grandes batallas ideologicas y por ende democratizar la palabra en favor del bien común. Asi como nacemos iguales ante las leyes, tambien la palabra debería ser para todos. Bordenabe decía, no hace muchos años, que la palabra es como una espada de doble filo que puede servir para destruir, curar, alegrar, herir deslegitimar, etc. ¿Usted para que lo emplea en su diario vivir? La palabra es un dispositivo substancial de y para todos y como tal deberia imponerse de manera homogénea en cualquier Estado. Pero queda la duda ¿Cómo democratizamos la palabra en Latinoamerica frente a esas grandes cadenas y monopolios institucionales, ya sean mediaticos, bancas, agroindustriales...? ¿Cómo la democratizamos en coyunturas de crisis política y económica, donde la fuerzas sociales imponen a ultranza sus visiones de mundo, mediante el uso de sus aparatos represivos e ideológicos?

viernes, 19 de diciembre de 2008

"NAVIDAD" Y "AÑO NUEVO"

Por: Raúl Catari Yujra Pasaron las fiestas navideñas y con ella el cariño por misericordia, el momento de regalar por obligación y de llorar, incluso, con disimulo. Como siempre, estos días los recintos y las arterias se colmaron y aún se colman de discursos y algunos regalos compasivos. Pero después, todo parece igual que antes. Muchos niños, como es de costumbre, salieron y aún salen del hogar rumbo a las calles para cantar y bailar en pos de conseguir algunas moneditas de caridad, soportando la pobreza que parece haberlas hecho un charco de veneno en sus almas. Unos llegaron a La Paz y El Alto desde las tierras altas de Potosi. A cambio de conseguir algunas moneditas o regalos tienen que hacer vibrar de emoción a los públicos diversos, (en calles, plazas y bares nocturnos)con el sonido de instrumentos tradicionales, bailes y alegria. Algunas instituciones ya sean privadas o públicas parecen aprovecharse de la pobreza de mucha gente, con regalos compasivos y hasta hipócritas. Por ejemplo, muchos padres de familia que durmieron junto a sus niños en afueras del stadium de miraflores al salir de ella no ocultaron su frustración: “Tanto esfuerzo para tan poca cosa”. Esas navidades “felices” fueron, como calmantes incurables para ese ejército de niños que sangran de dolor, en las calles y avenidas de El Alto y de La Paz extendiendo sus manos esperando la limosna, limpiando zapatos en sus plazas, donde también se escucha el coro de voceadores que luchan por conquistar pasajeros. Éstos parecieran ser los eternos marginados y olvidados, aun por los gobernantes, pero si son utilizados en sus campañas como imagen para llegar al poder. Ahora mucha gente, de acuerdo al calendario gregoriano, espera ansiosamente la llegada de un nuevo año. Se indica que en el mundo existen cerca a 40 calendarios y por esto la celebracion de los "años nuevos" es diferente en tiempo y espacio. En Bolivia como en muchos paises el 1 de enero es la fecha indicada para recibir con jubilo generalizado el siguiente año. Pero, el 21 junio también es otra fecha importante para los aymaras, porque se recibe, de acuerdo a sus costumbres ancestrales, un año más. Desde este espacio virtual, como latinoamericano y por ende boliviano, les deseo éxitos en todos sus quehaceres diarios (trabajo, familia, estudio,amor,deporte...).

La CEJA y su "BARRIO CHINO"

Por: Raul Catari Yujra *

El famoso "BARRIO CHINO", es una calle angosta ubicado en el corazón de la Ceja de El Alto. Lo que identifica y diferencia a este sitio del resto de las calles de Bolivia, son la venta y exibición de material sonoro y audiovisual, niiños lustrando zapatos hasta muy noche, venta sutil de ropa semiusada, comida barata, música latina,  gritos, escupitazos y empujones, entre otros,
Sobre esta calle existen algunas creencias de parte de mucha gente. Para algunos este sitio es peligroso porque suponen que sólo frecuentan gente de malas costumbres y esto implica que por eso pueden existir robos, asaltos, peleas, etc. Gran parte de los ciudadanos alteños y paceños, quienes alguna vez visitaron este lugar, quizàs escondan su inocencia, por creer que al mismo sólo van los supuestos "vagos sociales" pero no es del todo así. Claro existen algunos que por necesidad u obligación abren las mochilas, sacan celulares "magicamente", escupen si no llevas algo de valor o despojan gorras último modelo. Pero sucede poco. Más bien es un encuentro de jóvenes (varones principalmente) de toda edad, sexo, raza, ideología o formas de mirar a la realidad socio-política y económica de nuestro país.Aunque lo que predomina son jóvenes y adolescentes de origen indígena.

Para muchos jóvenes este lugar "peligroso" es un espacio privilegiado y estratégico para las ventas rápidas y abaratadas, pero que al final les brinda suficientes ingresos económicos para costear sus estudios, sostener la familia, comprarle flores y peluches para la enamorada en fechas especiales como el día de amor o comprar elementos explosivos para recibir y llamar la atención con júbilo, pasión y alegría los años nuevos, sin importar el sueño placentero de algún vecino.